El maquillaje no solo nos ayuda a realzar nuestra belleza, el maquillaje también forma parte del outfit que elijamos para cada día, recuerda que todos los aspectos cuentan.

Si no elegimos bien la combinación de ropa y maquillaje podemos terminar en un desastre, es por ello que hoy te dejamos algunas recomendaciones ya que dependiendo la ocasión habrá que resaltar uno u otro.

Primero que nada y como regla básica, no debes elegir exactamente el mismo color de ropa y de maquillaje, sobretodo si tu atuendo es de colores llamativos, podríamos caer en un grave error ya que sería un exceso. El único caso donde puedes estar segura con esta combinación es con los tonos muy claros y naturales.

Lo más importante es generar una armonía entre los labios, las mejillas, el tono de uñas y la ropa que decidas ponerte, tratando siempre de mantener los colores de la misma familia, es decir, cálidos o fríos.

Los colores cálidos son todos aquellos que van del rojo al amarillo, pasando por naranjas, marrones y dorados. Este tipo de tonos transmiten cercanía, intimidad, energía y calidez.

Por otro lado, los colores fríos son todos los colores que van desde el azul al verde pasando por los morados. Cuanto más azul tenga un color, más frío será. Los colores fríos son los tonos del invierno, de la noche, de los mares y lagos.

colored-pencils-colour-pencils-mirroring-color-37539.jpeg

Ahora, si vas a salir y quieres lucir elegante y práctica, los outfits negros se llevan mejor con ojos, labios o mejillas destacadas pero no todos a la vez.

Si quieres aplicar estos y muchos otros trucos, recuerda que siempre estamos disponibles para acudir a tu llamado y dejarte Bonna de bonita.